Startups
M&C

Una startup es una empresa de nueva creación que presenta un gran potencial de crecimiento y, en ocasiones, un modelo de negocio escalable. Normalmente tienen un fuerte componente tecnológico y están relacionadas con el mundo de Internet y las TICs, diferenciándose de otras empresas jóvenes en sus posibilidades de crecimiento y necesidades de capital teniendo asociados unos costes de desarrollo menores que empresas de otros ámbitos.

La gran mayoría de startups no utilizan fuentes de financiación tradicionales como pueden ser créditos de bancos y otros vehículos similares, optando por capital aportado por inversores a cambio de un porcentaje de la empresa. Los inversores van desde los FFF (friends, family y fools), que suelen ser claves en los primeros años de vida, hasta el Venture Capital o Private Equity que aportan fondos en etapas más avanzadas.

El pacto de socios entre los emprendedores y los inversores es un documento de especial trascendencia que hace preciso contar con asesoramiento experto, en especial cuando consigas la inversión de un business angel, de un angel fund o de un venture capital.

Este pacto no tiene una incidencia directa sobre el éxito de la Startup, pero una firma desinformada o un mal asesoramiento puede dar al traste con las aspiraciones económicas del emprendedor. Existen múltiples casos en los que las startups han sido vendidas a otras empresas por sumas millonarias en las que los emprendedores solo han percibido las migajas, y todo ello de forma totalmente legal y es por ello por lo que una startup necesita de un despacho de abogados como el nuestro que le asesore en muy diversas materias.

Contacto